Mara Santibáñez

 

A la medida de mi libreta

 

 

“A LA MEDIDA DE MI LIBRETA”  fue una pequeña exposición individual realizada en Galería Bech.

No tengo registros de esos trabajos así que intentaré describirlo, aun sabiendo que nadie  leerá la descripción que hago de una exposición poco relevante, sin embargo, no importa.

Consistía en 4 obras.

Las primeras dos correspondía a alfombras pintadas donde seguí explorando la relación entre pintura y tejido. Como esta exposición se realizaba en el contexto de un banco- Galería BECH pertenece al banco del estado de chile- me di unas vueltas por las oficinas de su sede central  y compré  casi  la misma alfombra que ahí se usaba.  Pinté la alfombra. Copié el color de una de las filigranas del diseño y la pinté con óleo. El único registro que encontré, es esa foto donde estoy trabajando de noche, en el suelo. Por sus proporciones, no tuve donde guardarla y posterior a la exposición, la perdí.

Otra alfombra de la misma índole ocupaba la escalera hacia las oficinas que esta sala hall tiene.  Esta vez, usando los colores presentes en el diseño original, pinté una nueva trama.

Mandé a instalar las alfombras, tal como se usan las alfombras: en el suelo.  Dudo que alguien haya notado la sutil intervención de óleo, pues se camuflaba con esta sala que ahora sí parecía oficina.

La exposición tenía otras dos obras que se contraponían a las anteriores en dimensiones, en plomo y en “peso”, estas dos series eran livianas.  Con ellos intentaba conseguir involucrar  grandes extensiones de superficie, sin tener que arrastrar “el peso” que implicaba las telas de gran formato de mis trabajos anteriores ni de las otras piezas de esta obra. Por eso, ellas debían surgir y guardarse, en el tamaño que ocupa una libreta.

La primera, una serie de dibujos de grafito  sobre papel cuadriculado.

La segunda, un amplio paño de unos 4mt x 80 cm  metro total. Compuesto por varios pequeños módulos de formatos de papel con un pequeño collage de 10 x 10 cm de diversos tonos de blanco. Cada collage tenía una pequeña incisión, que pegado al muro, hacía ingresar el tono blanco del muro  como otro elemento más de estos módulos.  De eso se trataba esta exposición. Estoy casi segura que en una caja de zapatos están guardados aún estos trabajos.

De esas sutiles relaciones que van tejiendo la superficie, el soporte, la sala  y la operación hecha sobre la materia.

 

 

Lectura crítica:  “Materialidad y Resonancia” . Rodrigo ZUÑIGA.